Reseña (46): Ella, drácula (Javier García Sánchez)






Autor: Javier García Sánchez
Editorial: Planeta
Formato: Tapa dura con sobrecubierta
Páginas: 389

Este libro nos relata la vida de Erzsébet Báthory, natural de Hungría, apodada la Condesa Sangrienta entre otros muchos nombres. Casada con el conde Fedesc Nádasdy, temida a la par que admirada en muchos aspectos, vivió la mayor parte del tiempo en el castillo de Csejthe aunque en distintas ocasiones se trasladaría a diversos puntos (palacios, castillos,...) para sus peculiares, por no decir espeluznantes, pasatiempos y distracciones.

La historia está contada desde el punto de vista de János, un religioso que en aquél tiempo no fue más que el hijo de una lavandera de palacio. Un niño que vivió de cerca lo ocurrido, que vió y escuchó más de lo que le hubiese gustado y que sintió en su propio ser lo devastadora que era la simple presencia de la condesa. Obligándose a sí mismo a callar, a no perturbar la conciencia de sus allegados, a intentar dejar a un lado lo que a fuego tenía grabado en su memoria, no fue hasta ser anciano cuando se decidió a exponer al mundo todo aquello que antes no había podido o sido capaz.

A través de un escrito, su cansado cuerpo y su anciana mente trabajó casi sin descanso en recuperar aquello que quería dejar atrás. Servido por su ayudante en la parroquia, quien se preocupaba de darle alimento así como de distintos quehaceres, se centró en dicha tarea hasta finalizarla. A lo largo de la historia hay varias pausas, volviendo por un momento al János anciano para luego regresar con el niño que fue.
Importantes serán muchos de los personajes que van apareciendo, desde los sirvientes más 'fieles', más cercanos a la condesa en tanto que recreaban de primera mano sus locuras, como otros a los que dicho mal salpicaba de lejos pero no dejaba de amargarlos igualmente. Todos, temerosos de una represalia, dudaban en delatarla ya que precisamente conocían de su maldad como los que más. En la relativo a las cosas del castillo serían ciegos, sordos y mudos, palabras dichas a János por su madre que grabaría a fuego en su mente a muy temprana edad.

En un principio, mientras el conde vivía, Báthory se contenía mínimamente y no eran muchos los que sospechaban de sus prácticas, pero al fallecer de forma temprana su marido todo cambió. Sus hijos fueron enviados fuera, necesitaba toda la intimidad posible. Sus sirvientes más fieles, cerca. Aquellos quienes sospechaban eran acallados de una u otra forma. Todo estaba dispuesto.

Año tras año se dejó llevar por la locura, practicando torturas y sacrificios inimaginables a cientos de doncellas, porque siempre eran chicas, jóvenes, bellas y puras. Disfrutaba con su dolor, muchas veces provocado por ella misma y otras por sus sirvientes, que seguían instrucciones detalladas. Gritos y baños de sangre. Éxtasis y enagenación. Fueron varias las 'hechiceras' o 'brujas' que la acompañaron, solicitando sus saberes, obsesionada con la eterna belleza, con la inmortalidad, y con la sangre. Sus obsesiones pronto trasparían fronteras peligrosas quedando cada vez más expuesta a las sospechas que se iban fraguando por doquier. Su ansia fue su perdición.

Ha sido un libro interesante desde el punto de vista histórico, ya que siempre lo es conocer hechos reales, tan cercanos a la ficción debido a su naturaleza grotesca, cruel, casi increible. Pero ahí radica también el hecho de que me haya costado tanto su lectura: la historia. Aunque soy una curiosa, y la considero importante, siempre me ha costado digerirla. Ha habido momentos en los que el narrador se perdía entre hechos históricos, lugares, reyes,... y yo me perdía junto con él, pero en el sentido de no saber ya qué estaba leyendo o simplemente pasar sobre las frases sin pena ni gloria (reconozco que he leído por encima muchos de los párrafos a leguas explicaciones de tales o cuales descendientes y puntos geográficos).

La otra parte del libro, su otra naturaleza, sin embargo, me ha encantado. Describe en algunos momentos de forma tan precisa lo acontecido que consigue llevar al lector hasta el escalofrío. El autor no tuvo tapujos a la hora de describir cómo torturaba, qué hacía la condesa para provocar tales gritos y tales escenarios dantescos. El personaje de ella, en sí, en otro de los puntos a favor del libro. Es tan palpable que casi puedes ver su gesto impasible antes situaciones que harían gritar al más estoico, o sentir su, según narran, piel fría y carente de vida o al menos de afecto alguno hacía ella.

En general, un libro muy recomendado si te gusta la temática, no apto para corazones sensibles por su crueldad (y descripciones explícitas), cargado de referencias muy interesantes hacia el mundo vampírico (como por ejemplo otros personajes históricos que hacían prácticas similares), y con reflexiones acerca de la vida, del miedo, incluso religiosas, morales,... muy interesantes.


Me quedo con dos frases que me gustaron especialmente, aunque como dije hay muchas más dignas de mención (pero la cosa es no eternizar la entrada UxD) :P

"Hay dos cosas que nunca desaparecen plenamente, ni siquiera en la vejez más extrema: el color del iris de los ojos y los sueños" [Pág. 143]

"O Dios quiere abolir el Mal y no puede, o bien puede, pero no quiere o no puede y no quiere. Si quiere pero no puede es impotente. Si puede pero no quiere, es malvado. Pero si Dios quiere y puede abolir el Mal, entonces ¿por qué hay mal en el mundo?" [Pág. 356; texto citado del filósofo Epicuro]

7 comentarios:

Judith dijo...

Muy interesante, me lo apunto.
De seguro no lea los tramos de historia que dices porque a mi también suelen aburrirme pero su trama es muy llamativa.
Besos

- Bella - dijo...

OYOYOY.. no había oído hablar mucho de este libro, pero después de tu reseña (muy detallada ¡mil gracias!), igual le doy una oportunidad.

Muá

Suellensd dijo...

L'amour n'est pas de trouver les points communs, mais d'apprendre à respecter les points distingues. Toms Shoes

Liz dijo...

Me llama ;) los temas historicos si que me gustan ♥

HarLe dijo...

Si no os importan los datos históricos (ya sea leerlos o pasarlos por encima UxD), os lo recomiendo ^_^ Ya diréis qué tal si le dáis una oportunidad :)

Besos ^^

morethanchic.com dijo...

Huy qué intriga me has dejado en el cuerpo...!!! A mí sí me va la novela histórica y la temática 'draculiana' me atrae y espeluzna a partes iguales... así que no descarto incluirlo en mis próximas lecturas. Excelente reseña ;)!!

Besos =)

Belisama dijo...

Lo curioso de todo es que hay muchos datos manipulados contra Bathory por la iglesia católica. Familia de Vlad Tepes y heroína de Hungría para una parte de su ciudadanía. Su marido expulsó a los otomanos, tras su muerte, ella se formó como guerrera y expulsó a los católicos. Era una especie de hechicera (una médica hoy en día) que curaba a la gente de las gripes, heridas, etc con plantas medicinales y lo típico. Siempre mantuvo su identidad europeísta ("pagana") pero se convirtieron al luteranismo (más "abiertos" que los católicos). No hay datos reales de sus locuras. La mayoría son leyendas urbanas, por oral, etc. Es cierto que estuvo mal de la cabeza, a partir de x momento, como quien está con una depresión o trastorno bipolar por las muertes de sus seres queridos. Pero, no tanto como para hacer esas cosas. Sí, ha matado a una sirvienta que se acostaba con su marido y mil cosas. También hay que mirarlo desde el contexto histórico.

Eso sí. Este tipo de lecturas son muy entretenidas, hehe.

Me ha gustado la entrada. Saludos!

Publicar un comentario en la entrada

Hazte leer y comenta de forma respetuosa :)